MINI IMPRESORAS 3D, PRÁCTICAS Y DE ÚLTIMA GENERACIÓN

Una mini impresora 3D es la mejor opción para quienes quieren adentrarse en el mundo de la creación de objetos mediante impresión sin tener que recurrir a máquinas muy voluminosas que ocupen un gran espacio en su casa u oficina. En la actualidad ya hay modelos de última generación con reducidas dimensiones y peso que permiten la impresión 3D de una manera sencilla y práctica.

¿Por qué escoger una impresora 3D en versión mini?

Comprar una mini impresora 3D es la mejor opción para todas aquellas personas que quieren disfrutar de la impresión en tres dimensiones y crear así sus propios objetos y diseños.

La gran ventaja de las versiones mini frente a las convencionales es, por supuesto su tamaño, lo cual, a pesar de ser mucho más compacto y, por tanto, fácil de ubicar en cualquier habitación, ello no implica que sean equipos menos funcionales.

En la actualidad los fabricantes de las mini impresoras 3D desarrollan equipos que están pensados para simplificar lo máximo posible la experiencia del usuario, incorporando la tecnología más avanzada para hacer que cada persona pueda utilizarlas con suma facilidad y comodidad.

Este tipo de impresoras están pensadas para su uso tanto por personas adultas como por niños, dejando de lado su uso de carácter más empresarial e industrial para hacer que se puedan emplear dentro del ámbito doméstico, permitiendo explorar y crear para conseguir divertirse mediante la creación de diseños y todo tipo de figuras propias.

El tener una mini impresora en 3D en tu hogar te permitirá tener a tu disposición una infinidad de opciones de carácter lúdico, pudiendo servirte para entretenerte creando tus propios objetos para tu día a día, oficina u hogar, o para crear nuevos juguetes para tus hijos o familiares. Sus posibilidades son prácticamente ilimitadas.

De igual forma, este tipo de dispositivos tienen una gran cantidad de aplicaciones prácticas a nivel laboral, pudiendo llegar incluso a ahorrar dinero fabricando utensilios o productos que hasta el momento tan solo podías disfrutar comprándolos en sus correspondientes establecimientos, y que ahora pueden estar al alcance de tu mano para cuando lo desees.

Para finalizar, hay que tener en cuenta que el precio de las impresoras 3D se ha reducido en los últimos tiempos, pudiendo encontrar modelos a un precio muy asequible e interesante, quedando muy lejos aquellos tiempos en los que disfrutar de la impresión en tres dimensiones era cosa de tan solo unos pocos privilegiados.

Elegir una impresora 3D mini tiene diferentes ventajas, entre las cuales se encuentran las siguientes:

  • Se trata de impresoras 3D que apenas ocupan espacio dentro del hogar, oficina o local, ya que por su tamaño compacto son fáciles de ubicar en cualquier zona sin que haya que encontrar un lugar específico en el que no molesten respecto a sus dimensiones.
  • Consumen poca energía, lo que hace que a la hora de utilizarlas no se dispare el consumo energético, lo cual es positivo tanto a nivel económico para el poseedor de una de estas impresoras como a la hora de cuidar el medio ambiente.
  • En algunos modelos es posible realizar las impresiones de una manera directa y sin necesidad de hacer uso de un ordenador, ya sea por que cuenten con una pantalla táctil que permite realizar las operaciones pertinentes, o por que cuenten con otro tipo de sistemas como, por ejemplo, insertando una tarjeta SD.
  • Son máquinas que llegan preparadas y listas para ser utilizadas. Sin necesidad de una instalación compleja.
  • En algunos casos son capaces de imprimir con diferentes tipos de filamentos, ampliando así las posibilidades de diseño e impresión.
  • Puedes pasar a formar parte de las numerosas comunidades de makers integradas por personas como tú, interesadas en compartir proyectos y su pasión por el mundo de la impresión 3D, lo que te ayudará a poder disfrutar junto a otras personas de tu pasión por este mundo.

Qué se puede crear con estas potentes mini impresoras 3D

Las mini impresoras 3D tienen un gran potencial, pudiendo ser utilizadas para una gran cantidad de finalidades diferentes, entre las cuales se encuentran las siguientes:

Partes del cuerpo humano en 3D: Hoy en día ya es posible crear a través de las impresoras 3D algunas partes del cuerpo humano y que el organismo tolera. Aunque parezca increíble ya es posible, si bien este tipo de aplicaciones están pensadas para el ámbito médico y no deben ser realizadas en el propio hogar por los usuarios.

Impresión de juguetes: Este es uno de los principales usos que se les da en la actualidad a las mini impresoras 3D, ya que gracias a este tipo de aparatos se puede transformar en realidad todo aquello que pueda pasar por tu mente. No obstante para ello es necesario tener conocimientos sobre el tema y los materiales que sean necesarios. Con este tipo de mini impresora podrás crear desde figuras muy simples hasta otras de mayor complejidad, y de diferentes tamaños.

Carcasas para dispositivos móviles: Otro de los usos frecuentes para este tipo de aparatos es la posibilidad de crear carcasas personalizadas para tu teléfono móvil o Tablet. De hecho, muchos fabricantes ya recurren a este tipo de impresoras para hacer sus creaciones de protección para móviles.

Comida: Las mini impresoras 3D, al igual que sus hermanas mayores, se puede utilizar para imprimir postres que estén compuestos por agua, azúcar y otros ingredientes especiales, logrando postres increíbles.

Otras aplicaciones: Con este tipo de equipos se pueden hacer otros muchos objetos, teniendo aplicaciones numerosas y muy variadas, tales como pistolas de mano, cámaras de fotos, piezas de Lego, etcétera. Sus posibilidades son ilimitadas y por ello podrás dejar tu imaginación volar para hacer todo tipo de creaciones.

Las más buscadas por los usuarios

Impresora 3D Da Vinci Mini

Este modelo es una de las mini impresoras 3D más populares de la actualidad en el mercado, sobre todo por tratarse de la versión reducida de la conocida impresora 3D Da Vinci Junior.

Desde el fabricante XYZ se han esforzado para crear un nuevo modelo con unas dimensiones perfectas para escritorio, con unas medidas de 40 x 33,6 x 36,2 cm y un volumen de impresión en tres dimensiones de 15 x 15 x 15 cm.

La Serie mini de XYZ está especialmente concebida para el ámbito familiar, ya que cuenta con un tamaño compacto que hace que sean dispositivos idóneos para ser colocados en cualquier dormitorio, habitación o el típico taller casero instalado en el garaje o cochera familiar.

Se trata de una de las mejores opciones para que tanto niños como jóvenes y personas que están comenzando en el universo de la impresión 3D puedan empezar a crear sus propios diseños.

Una de sus grandes ventajas con respecto a otros modelos existentes en el mercado es que permite realizar las impresiones desde cualquier lugar del hogar, profesional o aula gracias a la conexión inalámbrica a la red local, pudendo así disfrutar de una gran precisión de corte y eficacia, con un reducido tiempo de preparación.

La mini impresora 3D tiene optimizada su función de impresión gracias a un diseño que incluye un solo botón, además de incluir un indicador de estado LED que muestra las condiciones de la impresión.

Más allá de todas sus características y especificaciones técnicas, se trata de una de las mini impresoras 3D más respetuosas con el medio ambiente, contando con filamentos fabricados con plásticos PLA que están derivados del almidón de maíz, lo que hace que sean biodegradables. De igual forma, los filamentos se encuentran libres de DEHP y también de metales pesados, siendo totalmente seguros para el medio ambiente.

Gracias al software que incluye, con una atractiva y sencilla interfaz, podrás hacer todo el proceso de modelado e impresión 3D de una forma rápida y precisa.

El montaje de la Impresora 3D Da Vinci Mini es muy sencillo de realizar y se consigue en apenas unos pocos pasos:

  • 1. En primer lugar se debe colocar el extrusor en la posición que se indica en las instrucciones.
  • 2. Después se debe colocar el filamento en el lateral y hacer que llegue hasta el extrusor.
  • 3. Luego se deben quitar los topes internos del eje Z, tal y como se indica en el manual.
  • 4. Para finalizar basta con conectar la impresora 3D a la corriente eléctrica y al ordenador, además de instalar el programa XYZware para poder empezar a disfrutar creando todo tipo de diseños y objetos.

Cuando ya hayas hecho la instalación de la impresora y tengas instalado su software podrás calibrar el equipo de una forma muy sencilla, pulsando sobre la opción deseada en el programa informático y apretando el botón situado en el cabezal. Con esta acción un sensor se encargará de detectar que la base de impresión se encuentra debidamente nivelada, una calibración automática que funciona de una manera correcta.

Características

Entre las principales características de la Impresora 3D Da Vinci Mini se encuentran las siguientes:

  • Fabricación a través de filamento fundido
  • Dimensiones del producto de 40 x 33,6 x 36,2 cm
  • Dimensiones de impresión de 15 x 15 x 15 cm
  • Resolución: Fina (0,1 milímetros), Estándar (0,2 milímetros), Rápida (0,3 milímetros), y Ultrarrápida (0,4 milímetros)
  • Cabezal de extrusión de boquillas simple de 0,4 mm
  • Diámetro de filamento de 1,75 mm
  • Material de impresión PLA
  • Conectividad USB 2.0 y WiFi
  • Tipos de archivos soportados: .stl , formato XYZ (.3w), 3mf
  • Sistemas operativos compatibles: Windows 7 o superior, Mac OSX o superior

Impresora 3D Up Mini

La impresora 3D Up Mini ha logrado consolidarse como una de las mejores mini impresoras 3D del mercado, siendo una opción perfecta para despertar la imaginación de toda la familia, y, en especial, para todos aquellos que quieran iniciarse en la impresión 3D y dominarla de manera rápida.

Gracias a su elegante diseño y sus elevadas prestaciones, se trata de una máquina versátil muy sencilla de utilizar y con una alta fiabilidad.

Este modelo funciona con pantalla táctil y WiFi, lo que hace posible que se puedan transferir los trabajos de manera inalámbrica y hacer uso de la pantalla táctil para llevar a cabo de una manera sencilla las operaciones básicas sin necesidad de hacer uso de un ordenador. De igual forma, gracias a la app disponible para utilizar con la mini impresora 3D es posible diseñar e imprimir desde el Smartphone.

La app llamada Up Studio es un software que permite realizar impresiones en apenas unos pocos clics. Su atractiva e intuitiva interfaz hace que puedas imprimir piezas con diferentes parámetros de acuerdo a tus necesidades y utilizando variables para poder conseguir un diseño totalmente adaptado a tus necesidades. Se trata de una aplicación con un amplio catálogo de herramientas de ajuste y diseño.

Es una de las mejores opciones disponibles en el mercado gracias a su filtro de aire HEPA, su soporte para las bobinas de filamento y herramientas, y el asa de aluminio para hacer más sencillo su transporte. Esto es muy importante, ya que te permitirá llevar contigo la impresora de un lugar a otro, del hogar a la oficina y viceversa, así como llevarla contigo de vacaciones o a casa de cualquier amigo si así lo consideras, y todo ello sin que te suponga ningún esfuerzo, ni por dimensiones ni por peso.

En la actualidad se pueden encontrar en el mercado tanto la primera versión de esta mini impresora 3D como la segunda y más actual, contando con características muy similares pero debidamente mejoradas para ofrecer una resolución que puede alcanzar los 0,15 milímetros, algo que no era posible en el modelo original. En cuanto al resto de las especificaciones son idénticas a excepción de las medidas de la máquina y su peso, que se incrementan ligeramente.

Características

Entre las especificaciones de la Impresora 3D Up Mini se encuentran las siguientes:

  • Dimensiones del producto de 25,5 x 36,5 x 38,5 mm
  • Dimensiones de impresión de 12 x 12 x 12 cm
  • Resolución: 0,15 milímetros / 0,20 milímetros / 0,25 milímetros / 0,30 milímetros / 0,35 milímetros
  • Es una impresora Plug & Play, por lo que basta con enchufarla para poder utilizarla
  • Sistemas operativos compatibles: Windows XP o superior y Mac